Información General

    Santa Lucía, la tierra de irlandeses- Historia y atractivos

    Un importante grupo étnico  dispuestos a lograr cumplir con sueños postergados en tierras lejanas, dónde la miseria no tenía clase social llegaron para iniciar una nueva vida, para forjarse un nuevo destino a base de trabajar, poniendo en juego experiencias, voluntad y una esperanza de volver algún día a su tierra natal.

    Muchos irlandeses llegaron con las fuerzas, las pasiones a flor de piel, orientados por las políticas colonizadoras que irrumpían en sus ilusiones por tener su propia tierra y que con el correr del tiempo, el desengaño y sinsabor  los llevó a otros destinos, buscando lo que no pudo ser.
    Los más audaces a pesar de las adversidades se afincaron en estas tierras y para confirmar su inquebrantable fe, levantaron en la década de 1870 una capilla para reunirse espiritualmente y recurrir cuando la fuerza de voluntad parecía flaquear. No podía llevar otro nombre que no fuera el de su santo patrono San Patricio. La voz cantante del padre Edmund Flannery, acompañó desde la inauguración  hasta mucho tiempo después.

    Este hermoso patrimonio fue demolido poco antes de cumplir 100 años. Como clamando justicia hoy suena la campana que pudo rescatarse de aquel templo en la capilla del poblado, inaugurada en 1931.

    Es así que de a poco va tomando color y sabor el haber decidido quedarse y apostar a un futuro lleno de promesas, no claudicando, sí trabajando día a día en la cría de bovinos, en la agricultura.

    ¿Sabías qué?
    "El irlandés Edward T. Muhall trajo, en 1862, desde Manchester, las primeras semillas de algodón que llegaron a nuestro país". La irlandesa Cecilia Grierson fue la primera médica argentina y además fue una maestra respaldada por Faustino Sarmiento, siendo hija de un humilde agricultor.

    "Santa Lucía", tierra de irlandeses, con nombre de mártir y virgen: "La que lleva luz".
    Pueblo rural, del partido de San Pedro, fundado en 1907, fecha que marca un largo camino recorrido y la apertura de una nueva actividad laboral que llega de la mano como en otros lugares del ferrocarril.
    "Santa Lucía": muchos creen que su nombre se debe a la Santa, pero en realidad  el nombre es elegido para honrar tanta generosidad en tiempos pasados cuando llegan los primeros irlandeses.
    El valor al trabajo, a la constancia, a la generosidad se ve premiado cuando a este pequeño pueblo se lo decide bautizar con el  nombre de "Santa Lucía", en honor a Juan Harrington, uno de los pioneros irlandeses que llega al lugar, siendo este el nombre de su esposa. Y es la estación del ferrocarril el referente,  alrededor del cual se irá formando el poblado.

    Recuerdos que perduran desde 1905 cuando uno de los hijos vende estas tierras al ferrocarril Central de Córdoba.
    Un nuevo horizonte se abre con la llegada del ferrocarril, dando paso a nuevos valores económicos y posibilidades de progreso. Trayendo aparejado la pérdida de parcelas  para dar paso al ramal del ferrocarril que pasaría a formar parte de la cotidianidad de un pueblo adormecido por la serenidad, el paso lento pero constante de actividades que nada tenían que ver con el gigante de hierro.

    "Santa Lucía", fue creciendo alrededor  de la actividad económica que generaba el taller de reparaciones ferroviarias, hasta que en los años 50 fue levantado y el  pueblo fue conservando parte de su historia a través de viejos almacenes que perduran en el tiempo y son testigos de triunfos y fracasos.

    Se ubica a 180 Km. de la Capital,  a 37 km. de San Pedro, por la ruta 191 hacia Arrecifes, Pueblo Doyle, hacia  la derecha se encuentra el acceso a la localidad.
    Un destino para quienes buscan alejarse del mundanal ruido, buscando el abrigo de una naturaleza generosa que les ofrece a mano llena hospitalidad y atractivos lugares para conocer, recorriendo los circuitos armados para cada ocasión.

    Atractivos:

    *Iglesia de Santa Lucía
    Ubicado frente a la plaza, el templo sencillo y antiguo, presenta una imagen de la “Patrona de la Vista” Lugar que se destaca en el turismo religioso por ser el único dónde se venera esta advocación.
    La campana que se encuentra en la iglesia perteneció a la antigua capilla de San Patricio, que había sido construida con la  contribución de los irlandeses del distrito y de otros partidos vecinos en 1876.
    El "13 de Diciembre" de cada año, el pueblo de Santa Lucia le rinde culto a esta bella representación de Fe y desde el año 2007 la imagen goza de su propia ermita.

    *Instituto Margarita O´Farrell de Maguirre
    Asentado en un  edificio colonial donado en 1926 por la familia  de Santiago O´Farrell y su señora Margarita Harrington, cediendo las instalaciones para el establecimiento educativo en memoria de su hija Margarita fallecida en 1925.
    Actualmente  pertenece al Obispado de San Nicolás y está dedicado a la enseñanza agropecuaria.

    * Almacén Beladrich

    Tiene muchas historias, anécdotas para contar, como los momentos de "Florencio Molina Campos" cuando pintaba sus almanaques o cuando cerca pasaba el gaucho Ramírez inspirador del escritor "Ricardo Guiraldes" en su libro Don segundo Sombra.
    Fue y es actualmente un punto de reunión de los trabajadores rurales y vecinos de la zona luego de sus jornadas de trabajo.
     Aún cuenta con una bomba de nafta, está sobre el camino rural entre Capitán Sarmiento y San Pedro y era el paso obligado para quienes a principios del siglo pasado se dirigían a Buenos Aires.

    *Puente de Hierro o Puente Andrade.

    Paraje Beladrich, es un paso que cruza el Río Arrecifes, en el año 1840 el Gral. Juan Galo Lavalle, dividió su ejército en dos columnas con el único objetivo de derrocar a Juan Manuel de Rosas en su campaña en contra del Restaurador.
    Mucho tiempo más tarde, se montó el puente de hierro, importado de Inglaterra.
    Este puente es punto de encuentro de los cuatro Partidos: San Pedro, Arrecifes, Capitán Sarmiento y Baradero.
    En este lugar se pueden encontrar caracoles y restos fósiles de una antigua ingresión marina que subió por el río Paraná y luego se adentró en el río Arrecifes por ser una zona baja con respecto al nivel del mar.


    *Arroyo Burgos
    Se encuentra a  4 Km. del paraje Beladrich, es el paso obligado entre el paraje mencionado e Ingeniero Moneta.
    Su nombre pertenece a unos de los primeros pobladores del lugar Don Pascual Burgos.
    El Arroyo posee una pequeña cascada debido a los desniveles naturales del mismo, donde los lugareños pasan sus tardes  de verano.
    En sus aguas también se puede practicar la pesca, o si lo prefieren solo pasar un momento agradable con amigos o familiares.

    *Túnel Verde
    Atractivo natural, formado por arbustos silvestres que nacen a orillas de las vías , los mismos tomaron la forma del paso de los trenes cargueros que aún circulan por la zona.
    Atractivos diferentes, particulares,  lugares para visitar y plasmar.

    -33.8785467, -59.8728273