Historia

    Día del Maestro: Breve historia de la educación local

    El día de hoy, 11 de Septiembre, se conmemora el día del Maestro en recuerdo del paso a la inmortalidad de Domingo Faustino Sarmiento. En esta nota les proponemos hacer un poco de historia y recorrer los inicios de la educación en la ciudad y luego, repasar la historia de la primera escuelas rural, pilar fundamental de la educación de nuestro partido, con instituciones impulsadas por la población con el fin de acercar a cualquier niño su oportunidad de aprender.

    Así empezó todo

    Las primeras enseñanzas se dictaron en el Convento de los Franciscanos Recoletos Españoles, alrededor del cual se organizaron lo que más tarde sería la villa, luego el pueblo y en 1907 la ciudad de San Pedro. Estas enseñanzas eran impartidas por los franciscanos, el primer maestro de San Pedro fue Fray Ludovico Elizondo en el año 1778. Ese convento (donde entre otras cosas se enseñaba latín y retórica), fue la primera escuela de Fray Cayetano Rodríguez figura destacada de la política nacional, donde fue Ministro y Diputado de la Asamblea de 1813 y la de 1816 donde se Declara la Independencia Nacional. 

    Con la reforma del clero impuesta por Rivadavia, se cierran las puertas del convento en 1822. En 1828, pasa a ocupar un espacio como escuela pública para los niños del pueblo, siendo José Amoedo el primer maestro civil, ya que los franciscanos habían abandonado el convento al cerrarse definitivamente.

    En sus comienzos los espacios para la enseñanza educativas, eran propiedades alquiladas, por lo que las necesidades educativas siempre fueron temas de debates políticos, ya que tanto en el pueblo como en el campo se buscaba la mejor alternativa para el dictado de las diferentes doctrinas.

    La primera escuela rural

    A partir de 1900, en forma constante se fueron construyendo los edificios exclusivos, para impartir la educación escolar. Es así que encontramos la Escuela Nº 8 Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur - (1889) en Paraje La estrella como uno de los edificios más antiguos en materia educativa. El mismo, se encuentra a pocos metros de un camino rural que nace en la Ruta 191 a la altura en que ésta es atravesada por el Arroyo del Tala. Este camino muere en la tranquera de ingreso a la estancia La Estrella.

    La Escuela se encuentra a 33 kilómetros de San Pedro y fue la primera escuela de campo creada en el partido. En el año 1889 Emilio Frers, quien había heredado la estancia “La Estrella”, construyó el local y lo sostuvo íntegramente de su peculio hasta su fallecimiento en el año 1923, en que pasó a depender de la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires.

    Originalmente fue bautizada como escuela Carlos Linch, quien fuera dueño original de “La Estrella”, el edificio donde funcionaba la escuela en una época fue una posta, después pulpería y más tarde puesto de estancia. Como tal se lo conoce aún, pues en la tranquera de acceso a la escuela existe una inscripción donde figura “Puesto Carlos Linch”. En 1939, la heredera del terreno donde se levantaba el viejo edificio, Justa Lynch de Del Arca (tía de Ernesto “Che” Guevara) donó el terreno que pasó a depender de la provincia, y una comisión de vecinos se propuso dirigir una nueva construcción de acuerdo al plano ejecutado y donado por el arquitecto y destacado pintor impresionista Cupertino del Campo, familiar de la donante y ambos vinculados con la familia Frers Lynch.

    El nuevo edificio fue inaugurado el domingo 29 de Marzo de 1942.

    La Dirección provincial de Escuelas mediante nota comunicó que no era posible acceder al pedido de la Sra. Justa Lynch de Frers, de que se de el nombre de “Carlos Lynch” a la escuela, por razón de que no cumplía con las condiciones que detalla el artículo 11 del Reglamento General de Escuelas. Pero sí autorizó a denominar dos aulas con los nombres de: “Emilio Frers” y “Dr. Enrique E. Del Arca”, este último destacado médico del Hospital Rivadavia de Buenos Aires. Actualmente el campo es propiedad de los bisnietos y tataranietos de Justa Linch, quienes ceden el lugar mientras funcione como escuela.

    La escuela al día de hoy sigue funcionando como institución de educación primaria EGB y a través de ella homenajeamos a todos los docentes que a diario se despiertan con la vocación de educar a cientos de niños que pasan por sus aulas.

    (Fuente consultada: trabajo en CD de Carlos Tapia)